miércoles, 18 de abril de 2012

LA CONSTRUCCIÓN DE LAS FRASES.

La frase es la unidad  comunicativa y estética del relato. Quiero poner énfasis en lo de estético, porque voy a suponer que conocemos la gramática de nuestro idioma antes de ponernos a escribir y que sabemos lo que queremos contarle al lector.
Es evidente que, cuanto peor construida esté una frase, menos posibilidades tendremos de hacernos entender y de crear belleza con nuestra Literatura. En cierto modo, la fabricación de las frases es parecida a la labor de un árbitro: si no nos fijamos en que las frases tienen que ser construidas por alguien, que puede hacerlo bien o mal, disfrutaremos más con la lectura. Vamos a mejorar, de hecho, esta expresión: si no nos damos cuenta de que las frases existen, podremos darnos cuenta de que existe el relato. 
 
Una frase puede estar mal construida desde el punto de vista de la funcionalidad y de la estética, aunque sea gramaticalmente perfecta. Hay quien pueda decir que estos términos son subjetivos, y que todo depende del punto de vista o del gusto de quien lee y de quien escribe; en ese caso, este artículo no serviría para nada y sería mejor ni leerlo. Pero os invito a que penséis que la estética tiene unas normas, unos ritmos, y que todo es mejorable con esfuerzo y algo de humildad.
Realmente, no os voy a indicar como tenéis que escribir, sino como no tenéis que escribir; os voy a ayudar a no cagarla. 
 
Cagada nº 1: Meter información con calzador. Este es el error más típico; estamos describiendo que un personaje recoge una colilla del suelo y aprovechamos para decir que tiene el pelo rojizo, como su madre, la que le abandonó en el monte cuando tenía 4 años, edad a la que los niños son muy impresionables. NO. Plantéate bien lo que quieres decir y pon las informaciones en frases distintas siempre que sea posible. 
 
Cagada nº 2: Poner la información importante donde no puede destacar. ¿Qué es lo más importante, que Nicolás oyese el crujido de su pierna rompiéndose, o que lo hiciera mientras caía a un suelo cubierto de parqué parecido al de los clubes de esgrima? No podemos esconder lo que realmente interesa, lo que realmente puede impactar y, sobre todo, lo que queremos que el lector recuerde, dentro de una frase llena de información menos importante.  Pero, en caso de hacerlo así, dejaremos lo importante para el final. Sobre un suelo de parqué parecido a los de los clubes de esgrima, Nicolás oyó el crujido de su pierna.
 
Cagada nº 3: No tener flow. Las frases se relacionan entre ellas incluso visualmente. Aportan un ritmo a la lectura cuando se alterna su longitud de un modo equilibrado y bello. Podemos pasar de una frase de 20 palabras a una de 10 y terminar con tres palabras contundentes. Esto hace un total de 33 palabras. No hagas 3 frases de 11 palabras cada una. En un principio, puede parecer que estas consideraciones son frías, pero cuando te acostumbras a tener en cuenta el ritmo de la lectura, el asunto baila solo.
 
Cagada nº 4: Seguir usando comas cuando ya hace rato que tendríamos que habernos parado a pensar. Me he encontrado en mi vida con frases realmente desesperantes, que hacen que quieras rascarte los huesos del  cráneo porque nunca acaban y que tienen la cualidad de hacerte olvidar aquello de lo que se estaba hablando. Cuando usas un punto o un punto y coma, vuelves a llamar la atención del lector, le das la oportunidad de masticar lo que ha leído antes, dotas el discurso de claridad y contundencia.
 
Realmente, poco más hay que decir de la construcción de las frases. Sólo que debéis tener en cuenta una reflexión que lo resume todo: una frase es un recipiente. No fabricas un recipiente de la capacidad de una bañera para guardar un anillo, ni metes tu coche en un dedal. Si pilláis esta metáfora y la recordáis, si tenéis un poco de humildad y capacidad de trabajo, podréis dominar el arte de construir un relato sin que se note que el relato no ha existido desde siempre. 

(Info sacada del blog de Librok).

1 Aullidos en mitad del bosque :

Alezeia dijo... Responder

Es super interesante esta entrada, me ha aportado mucho!!! Gracias por compartirla.

Besitos, Arwen!!!

Publicar un comentario

Bienvenida criatura del lado oscuro. Aquí tus palabras serán escuchadas, solo hay una condición; el respeto tiene que estar presente en ellas, sino conseguirás enojar al resto de criaturas que habitamos este lugar y tus palabras serán borradas para no volver a ser oídas. Gracias y que tengas dulces pesadillas...

✞Página oficial de facebook de Esther Galán Recuero ¿Te unes? ✞